Uso de ‘software’ libre contribuye a la independencia tecnológica

Prensa Mincyt/Érika Hernández.- El uso de software libre permite garantizar la seguridad de los datos y la independencia tecnológica; en ese marco, el sistema Canaima GNU/Linux representa una oportunidad para avanzar, aseguró Daniel Amaro, director ejecutivo del Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI).

Durante su participación en la primera edición del ciclo formativo virtual de Industria Canaima, Amaro señaló que la mayor ventaja del software libre Canaima GNU/Linux es que se trata de un proyecto desarrollado por jóvenes talentos venezolanos que aman al país, “lo que nos da una esperanza de todo lo que podemos hacer en el futuro”.

“Si dependiéramos exclusivamente del software privativo para cumplir con nuestros objetivos del Plan de la Patria, no los lograríamos; porque no tendríamos la soberanía y el control sobre lo que usamos y, por ende, no pudiéramos desarrollar más y mejores procesos tecnológicos de manera concreta, de acuerdo con nuestras necesidades. Desarrollar tecnología libre fomenta la socialización de conocimientos, algo que no puedes hacer si desarrollas software privativo”, explicó Amaro.

Asimismo, resaltó que otras de las ventajas del uso de sistemas operativos libres es que los usuarios pueden tener acceso a toda la información del software que están utilizando, pueden editarlo, mejorarlo, compartirlo y darse cuenta de si dentro de él existe algún elemento de dependencia programada o que pueda perjudicarles. 

Resaltó, como un tema estratégico, que las Canaimitas que se entregan a nuestros niños y niñas funcionen bajo software libre, ya que este permite que nuestros infantes puedan desarrollar sus capacidades creativas, sin la presencia de, por ejemplo, virus informáticos.

“Si usáramos software privativo en las Canaimitas, estaríamos sometiendo a nuestros niños a un espacio inseguro, de dependencia tecnológica, lleno de virus y de antivirus. Pocos virus o ningún virus se consiguen en los sistemas de software libre. Esta política pública del proyecto Canaima Educativo no sería posible si hubiésemos elegido un sistema operativo privativo. Imagínense cómo estuviésemos ahora con el bloqueo. El software privativo limita la soberanía, la capacidad de desarrollo de nuestros talentos y la generación de conocimientos para el bienestar del país”, puntualizó Amaro.