Tecnología espacial venezolana contribuye en la optimización de procesos productivos

Prensa Mincyt/Gustavo Rangel.- La Agencia Bolivariana de Actividades Espaciales (ABAE) y el Ministerio del Poder Popular para el Desarrollo Minero Ecológico trabajan en la construcción de una agenda común de apoyo técnico con miras a suscribir un acuerdo de cooperación interinstitucional, informó la titular de la cartera de minería, Magaly Henríquez.

Durante su participación en el foro en línea “Encuentro espacial con la ABAE”, Henríquez informó que este acuerdo buscará, entre otras cosas, establecer un fluido intercambio en materia espacial para optimizar las fases de la minería, tales como la prospección, exploración y producción de minerales metálicos y no metálicos.

“Desde el motor minero, reconocemos el trabajo diligente y comprometido de toda la fuerza laboral de la ABAE, fruto del cual hemos dado importantes pasos para la construcción de una agenda común de apoyo técnico”, señaló la ministra.

Asimismo, Henríquez resaltó la necesidad de seguir consolidando a la ABAE como una institución generadora de conocimientos, de información e interconexión satelital para el beneficio de todos los venezolanos, tal y como lo soñó Hugo Chávez Frías.

“El motor minero y la ABAE trabajan de la mano para el engrandecimiento de nuestra nación, con el ánimo y el deseo de convertirnos en una potencia minera. Esa es nuestra meta, ciencia y minería al servicio del pueblo venezolano”, enfatizó la también presidenta del Centro Nacional de Tecnología Química (CNTQ.

Es importante destacar que los satélites venezolanos Miranda y Sucre operados por  la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), tienen la capacidad tecnológica de ofrecer información sobres regiones del país en donde, posiblemente, haya presencia de minerales, lo que le permite a las autoridades poder delimitar las áreas a explorar y, en este sentido, reducir el impacto ambiental.

Además, la aplicación de la teledetección permite al Estado reducir los daños ecológicos  asociados a las campañas de exploración de suelos y superficies, además de permitir el ahorro de ingentes recursos que se emplean en estas acciones.