Laboratorio del IVIC se suma a la red de diagnóstico molecular de COVID-19

Prensa Mincyt.- Desde este martes 21 de julio, el Laboratorio de Biología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) se une a la red nacional de diagnóstico del nuevo coronavirus, creada por el Gobierno Bolivariano para el estudio y control del SARS-CoV-2.

Este laboratorio del IVIC se erige como la tercera estación pública que determina la presencia del virus en la población venezolana. El trabajo de diagnóstico con PCR se hará en forma complementaria y coordinada con el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel.

En transmisión nacional de radio y televisión, el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, resaltó el gran esfuerzo y la loable labor que cumplen los investigadores del Laboratorio Molecular del IVIC, puesto que trabajan en la caracterización epidemiológica del virus, la secuenciación de genomas del SARS-CoV-2 que circula en Venezuela y, ahora, se suman al diagnóstico molecular.

Durante un contacto informativo, el director del IVIC detalló los estudios adelantados por la delegación criolla para identificar blancos de interferencia en la replicación del virus causante de la COVID-19; así como la caracterización de principios activos y compuestos sintéticos para empezar a modelar medicamentos en Venezuela.

«Este nuevo virus se estudia en todo el mundo y Venezuela no se queda atrás. Estamos innovando en el proceso de diagnóstico y de serología para ahorrar tiempo y optimizar los resultados. Las decisiones que en Gobierno ha tomado han sido con base en el conocimiento científico, y eso debemos celebrarlo. Treinta y un científicos venezolanos trabajan para enfrentar la pandemia a pesar del bloqueo. El 55 % son mujeres. Eso demuestra que las venezolanas están en la cresta de la ola del conocimiento», enfatizó.

Explicó que se trata de un megaproyecto, planificado para tres años, que incluye 4 subproyectos de investigación, estos son: desarrollo de posibles fármacos e identificación de anticuerpos neutralizantes; estudio molecular del virus SARS-CoV-2 circulante en Venezuela; desarrollo o validación de métodos diagnósticos moleculares o serológicos; e identificación de marcadores biológicos asociados a susceptibilidad a COVID-19.

«Es ciencia hecha en Venezuela, por venezolanos, para toda la patria, para todo el pueblo», insistió el científico Sira.

Capacidades científicas soberanas
El jefe de Estado subrayó, a su vez, que por tratarse de un patógeno nuevo, se hace necesario poner a punto una serie de técnicas básicas para la manipulación del agente, que permitan desarrollar estudios sobre el virus y sus efectos.

«Debemos dar gracias a Dios y a la vida porque tenemos estos científicos de primera línea en el país, primera línea de conocimiento, que nos ayudan en esa tarea», manifestó el mandatario.

Coordinación perfecta
Por su parte, Lesbia Muro, presidenta del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR), explicó que Venezuela cuenta con el talento, comprometido y profesional así como con la infraestructura para hacer frente a la pandemia.

«La incorporación del Laboratorio del IVIC al proceso de diagnóstico permitirá aumentar el número de pruebas moleculares. Nos centramos en la calidad del diagnóstico, garantizamos las condiciones de bioseguridad. Un gran logro es el laboratorio móvil instalado en el Táchira. Este trabajo que hacemos da respuestas oportunas y atención de calidad a la población», señaló.

Vale destacar que los centros desde donde se lidera la investigación sobre el nuevo coronavirus incluyen al Laboratorio de Virología Molecular y Laboratorio de Biología de Virus del IVIC. Ambos laboratorios cuentan con facilidades de cultivo viral y para biología molecular. El Laboratorio de Virología Molecular cuenta con una facilidad de bioseguridad 3po BSL-3, para manipulación de virus patógenos.
Otros centros que colaboran en este proyecto son: el Laboratorio de Investigación en Productos Naturales y la Unidad de Química Medicinal, de la Universidad Central de Venezuela (UCV); el laboratorio móvil del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR), ubicado en la frontera con Colombia, la sede principal del INHRR, ubicada en Caracas; y el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA).

Coronavirus en Venezuela es similar a variantes que circulan en América Latina

Prensa Mincyt.- La evaluación científica de los dos primeros aislados de SARS-CoV-2 secuenciados en Venezuela arrojó que este virus se asemeja a la mayoría de las variantes circulantes en Latinoamérica, según informó la ministra para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, a través de su cuenta @Gabrielasjr en Twitter.

Dicho resultado científico es producto de una ardua investigación liderada por los científicos criollos Héctor Rangel, doctor en Virología; y Flor Pujol, doctora en Biología, ambos del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). Es un estudio interdisciplinario hecho por un cuerpo de especialistas del IVIC y del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel que trabajaron en el análisis de estos genomas.

La ministra Jiménez-Ramírez aseguró que “la mayoría de los coronavirus aislados de Latinoamérica, incluidos los dos recientemente descritos de Venezuela, muestran una mutación común: la D614G. Hasta ahora, se ha visto que el virus causante de COVID-19 ha mostrado algunas mutaciones que han permitido separarlos en grupos”; sin embargo, aún no hay evidencias de que el virus sea más o menos virulento que al inicio de la pandemia. 

En la actualidad, esta afirmación es el consenso reinante en la comunidad científica.

Los virus de ARN tienen altas tasas de mutación; mas los coronavirus poseen una capacidad correctora que limita la cantidad de mutaciones que ocurren en su genoma. De hecho, la evidencia indica que el SARS-CoV-2 podría ser aún más estable que el virus causante de la epidemia de SARS 2003.

“Una mutación es un cambio en la secuencia de un genoma, y puede tener o no un efecto en un organismo. Sin embargo, para determinar su impacto se deben realizar múltiples estudios comparando el comportamiento en presencia y ausencia de dicha mutación”, explicó Jiménez, también lideresa del Consejo Científico Presidencial de Venezuela.

Los aislados virales usados para el estudio, que están en fase final de evaluación en el IVIC, fueron colectados en distintas regiones del territorio venezolano, y comparten la misma mutación que otros genomas de Latinoamérica. Es decir: no son ni más ni menos agresivos que los otros.