Científicos venezolanos crean medio de transporte viral para COVID-19

Prensa Mincyt/Karina Depablos.-  Ante las adversidades y el bloqueo financiero criminal que impide adquirir insumos y equipos médicos, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel fabricaron estuches de recolección y transporte de muestras para realizar pruebas PCR de COVID-19 en Venezuela.

De acuerdo con el especialista Manuel Moya, director general de Producción del INH, alrededor de 20 personas de las diversas áreas de esta dirección trabajan diariamente para crear estas unidades que son imprescindibles en el diagnóstico de SARS-CoV-2.

El galeno resaltó que estos dispositivos cumplen con todas las pruebas físico-químicas y microbiológicas para garantizar la funcionalidad del producto.

“Este proyecto nace en marzo de 2020 cuando se decretó la cuarentena y se concretó en mayo. En vista de la necesidad de autoabastecimiento. Nuestra meta era fabricar 10 mil unidades mensuales, pero debo reconocer el empeño, el ingenio y la constancia del personal puesto que ya hemos alcanzado los 30 mil Medios de Transporte Viral. Estos han sido distribuidos por el Ministerio de Salud en toda la geografía nacional”, manifestó.

Moya explicó que el objetivo primordial de los estuches de recolección es mantener la viabilidad del virus, en este caso, SARS-CoV-2, para que las muestras lleguen al laboratorio en las condiciones apropiadas y se obtenga el diagnóstico correcto.

“El Instituto Nacional de Higiene tiene un compromiso con la salud pública venezolana. La Dirección General de Producción tiene el deber de proveer de bienes y servicios de calidad a todos los laboratorios del Instituto y de la Red de Salud Pública  del país. Nos propusimos desarrollar este proyecto trabajando desde la adecuación y estandarización de las fórmulas de las soluciones bases hasta obtener el producto final  requerido. Se trabajó en la fórmula a partir de los componentes y se fue adecuando. Nosotros la tropicalizamos, fue un trabajo de equipo”, enfatizó.

Añadió el director general de Producción del INH que la caja que contiene estos dispositivos es toda una innovación, ya que este empaque sirve como gradilla para procesar las muestras y puede refrigerarse sin sufrir daños.

Científicos venezolanos identifican genomas del SARS-CoV-2 que circula en el país

Prensa Mincyt/Karina Depablos.- Un grupo de científicos de Venezuela ha logrado identificar el 90 % de cuatro genomas del SARS-CoV-2 que circula en el territorio nacional.

El doctor en Virología, Héctor Rangel, investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), anunció que esta caracterización molecular del virus aislado de pacientes de Venezuela permitirá detectar posibles variantes con la cepa de Wuhan.

“El proyecto de investigación busca evaluar las capacidades que tenemos en el país para enfrentar el SARS-CoV-2. El proyecto está integrado por expertos de los laboratorios de Química, Virología Molecular, Biología de Virus, del IVIC; el Laboratorio de Investigación en Productos Naturales y la Unidad de Química Medicinal, de la Universidad Central de Venezuela, y el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. El objetivo es detectar las características moleculares del virus circulante en el país, y así determinar si el virus está mutando o mantiene las mismas condiciones del virus detectado en China”, manifestó.

En este sentido, Rangel informó que en los últimos meses han logrado la secuenciación de 4 genomas completos; además, han avanzado con 5 genomas parciales y el aislamiento del SARS-CoV-2 en baja escala, para iniciar ensayos de antivirales.

 “También, esperamos evaluar fármacos potenciales para el tratamiento de la COVID-19, de manera experimental. Dependiendo de los resultados obtenidos, estos podrían ser elevados a ensayos preclínicos en el país”, expresó el virólogo.

 Asimismo, el investigador del IVIC indicó que la secuenciación genética de la cepa del coronavirus circulante en Venezuela es de gran importancia, porque identifica rutas de introducción de variantes y eventuales focos de transmisión, y determina eventuales mutaciones asociadas a una manifestación clínica particular.

Resaltó que 31 científicos venezolanos trabajan con métodos de cultivos celulares para la secuenciación de genomas del nuevo coronavirus, y el análisis de la respuesta inmunitaria de la gente frente a la COVID-19.

“De esta cifra, el 55 % son mujeres. Avanzamos en estudios científicos sobre COVID-19, estos tienen que ver con la identificación de compuestos antivirales y anticuerpos neutralizantes, análisis molecular del SARS-CoV-2 circulante en el país, desarrollo y validación de métodos diagnósticos y la identificación de marcadores biológicos asociados a susceptibilidad a COVID-19”, detalló el científico.

 Vale destacar que el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit) destinó recursos para fortalecer las capacidades locales dedicadas a estudiar la replicación del virus causante de la COVID-19, y compuestos naturales que puedan interferir con ella, a fin de empezar a evaluar medicamentos potenciales.

Dos nuevos medicamentos llegan a Venezuela para tratar la COVID-19

Prensa Mincyt.- En el marco de la cooperación binacional para combatir la pandemia de COVID-19, la República de Cuba entregó al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela dos nuevos medicamentos para tratar a los pacientes positivos con el nuevo coronavirus.

Uno de ellos es curativo, denominado “Jusvinza”, se usa en casos graves y críticos para controlar la inflamación, y tiene una eficacia de 78 % y 92 %.

Jusvinza es un medicamento hecho en Cuba que ha mostrado un beneficio potencial en pacientes con SARS-CoV-2 en estado grave o crítico.

Es un péptido sintético que permite regular la respuesta inflamatoria, y reduce el riesgo de mortalidad por esta enfermedad.

El otro medicamento, preventivo, es un interferón intranasal. Vale destacar que los interferones evitan que los virus se repliquen (ya que activan la producción de moléculas que inhiben la replicación viral), y, por otra, activan la acción de otras células inmunes cuya función es eliminar células “malas” (como células infectadas por virus, células bacterianas, o células tumorales).