Retoman estrategia científica para controlar palometa peluda en región oriental

Prensa Mincyt/Karina Depablos.-  Ante el repunte de los problemas de salud causados por la mariposa Hylesia metabus en los municipios Mariño y Cajigal del estado Sucre, este lunes, fue instalada una mesa de trabajo interdisciplinaria para el control biológico de este insecto nocturno con ciencia y tecnología hecha en Venezuela.

La actividad, realizada en la sede del Ministerio para Ciencia y Tecnología, convocó a representantes de las alcaldías de Mariño y Cajigal, así como autoridades de los ministerios para la Salud, Ecosocialismo y Ciencia y Tecnología. También a expertos e investigadores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad de Oriente (UDO).

La experta en epidemiología y salud ambiental, Magda Magris, explicó que el encuentro sirvió para avanzar en la vigilancia de la palometa peluda a través de investigaciones y proyectos científicos como los biocontroladores de esta fauna exclusiva que ha generado daños económicos y sociales.

“Estamos discutiendo sobre proyectos efectivos de mediano y largo plazo para mantener un control continuo de la palometa peluda. Debemos articular las capacidades científico-tecnológicas que tenemos para controlar este insecto”, resaltó Magris.

Del mismo modo, la directora de Salud Ambiental del estado Sucre, Elia Sánchez, comentó que, con este encuentro, la región oriental tiene la magnífica oportunidad de sumar esfuerzos locales y nacionales para encontrar una respuesta real para controlar a la Hylesia metabus, en sus diferentes ciclos.

“La situación en Sucre se nos ha vuelto complicada, necesitamos recaudar estrategias y trabajar en conjunto para resolver este problema que afecta a la población de oriente”, declaró Sánchez.

Por su parte, el biológo-entomólogo Andrés Villegas indicó que la palometa peluda representa un grave problema de salud pública para los habitantes de la península de Paria que debe ser atendido contundentemente.

“En esta zona hay un desequilibrio ecológico, en su hábitat natural que son los manglares, las cadenas biológicas. Por lo tanto, debemos activar a los enemigos naturales para restablecer esa cadena biológica. De esa forma, estaremos llevando a su mínima expresión este insecto para poder garantizar la estabilidad, la tranquilidad y la paz de los habitantes parianos”, subrayó el investigador.

El viceministro para Investigación y Aplicación de Conocimientos, Francisco Durán, aseguró que esta primera reunión capturó esfuerzos y trabajos previos para atacar y lograr atender el tema tradicional de la palometa peluda en el oriente del país, especialmente en el estado Sucre, la entidad con mayor afectación.

“Hoy nos permitimos construir un espacio de discusión que, de ahora en adelante, será permanente. Vamos a atender este caso en la comisión científico-tecnológica creada para atender este problema que atañe al oriente del país. También fue creada la comisión que elaborará los cálculos de los recursos necesarios que se elevarán al Gobierno nacional para resolver, en lo inmediato y a largo plazo, el problema de la Hylesia metabus”, manifestó Durán.

Asimismo, el viceministro señaló que, en el encuentro, investigadores expusieron varios proyectos que buscan desarrollar un control biológico de este insecto con agentes microbianos autóctonos, con el fin de crear bioinsecticidas, lo que sería una de las respuestas más efectivas a esta emergencia de salud pública y ambiental.

Observador del Conocimiento invita a publicar sobre el bloqueo imperial

Prensa Mincyt.- El Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti) y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) abrió una convocatoria dirigida a investigadores para la presentación de trabajos en su edición especial de la revista Observador del Conocimiento sobre la temática “Descripción, evaluación e impacto de las medidas coercitivas aplicadas a Venezuela. Una mirada desde las ciencias sociales”.

La revista Observador del Conocimiento es una publicación electrónica de carácter científico, indexada en Latindex, con una periodicidad trimestral. Es editada por el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología.

La convocatoria se hace para que investigadores e investigadoras presenten sus trabajos que ahonden en los impactos, en lo social, político, económico y cultural, de las medidas coercitivas unilaterales que han sido impuestas contra Venezuela.

Esta edición especial de esta revista surge para acercar a la comunidad de las ciencias sociales en la divulgación de nuevas investigaciones y narrativas sobre el tema que contribuyan a generar reflexiones y aportes para la comprensión y superación de esta situación de agresión imperialista que pesa, actualmente, sobre Venezuela.

Las investigaciones que se envíen deben estar contempladas en alguna de las siguientes líneas de investigación: ciencia, tecnología y sociedad; agricultura, alimentación y soberanía alimentaria; economía: energía, finanzas, oferta monetaria, criptoactivos; educación, cultura, comunicación y entretenimiento; Estado, gestión pública, seguridad ciudadana y servicios públicos; Poder Popular, comunas y movimientos sociales; ambiente y ecología; relaciones internacionales y geopolítica; defensa integral y políticas de fronteras; demografía, población y sociedad.

La recepción de escritos tiene plazo hasta el 27 de febrero de 2021, y estos podrán ser enviados a los siguientes correos electrónicos: divulgación.cti@oncti.gob.ve y revoc2012@gmail.com.

Para ahondar en las bases de la convocatoria, se puede visitar el portal oficial del Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología: http://www.oncti.gob.ve/clacso.html. Asimismo, las normas para los autores están disponibles en el siguiente enlace: http://www.oncti.gob.ve/Norma_revista_Observador_del_Conocimiento_2020.pdf

140 agricultores venezolanos germinan Plan Conuco, con ciencia y tecnología

Prensa Mincyt.- Ciento cuarenta y un productores han sembrado, desde finales de 2020, 127 hectáreas con más de 2 mil kilos de semillas soberanas de maíz amarillo, leguminosas y hortalizas, como parte del Plan Conuco, en los estados Apure, Cojedes, Miranda, Barinas, Lara, Portuguesa y Yaracuy.

Simón Bonilla, director de Articulación del Conocimiento y de la Innovación con la Producción, notifica que se trata de una serie de experiencias de comunalización, impulsada por los ministerios de Agricultura y Tierras y Ciencia y Tecnología.

Estas iniciativas territoriales están dirigidas a impulsar las capacidades productivas locales, mediante procesos de gestión del saber e innovación tecnológica.

“El Plan Conuco abordado desde las Fundaciones para el Avance de la Ciencia y la Tecnología (Fundacite) ha permitido identificar y caracterizar, hasta ahora, 62 espacios agroproductivos; así como establecer encuentros para acompañar la formación y la organización de la multiplicación y el resguardo de semillas soberanas que fomenten la agricultura familiar para asegurar alimentos al pueblo venezolano”, destaca Bonilla.