Paleomapas de Venezuela, proyecto del IVIC que muestra el inventario paleontológico del país

Prensa Mincyt/IVIC.- Paleomapas de Venezuela es un proyecto que viene impulsando, desde 2009, el doctor Ascanio Rincón, jefe del Laboratorio de Paleontología del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Este proyecto surge con el firme propósito de estudiar y realizar un inventario paleontológico en distintas localidades del país, para ubicar los registros fósiles de vertebrados e invertebrados y, así, ofrecer un aporte al conocimiento de la diversidad biológica del pasado.

Con el paso del tiempo, a este proyecto, se le han sumado expertos e investigadores de once países, como Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia, Perú, Ecuador, Brasil, Argentina, Chile, Francia y Gran Bretaña, y todas las publicaciones que se han realizado en el Laboratorio de Paleontología forman parte del Proyecto Paleomapas de Venezuela.

“Existen muchas colecciones en el país de las cuales no se tiene mucha información, entre ellas dos en la Universidad Central de Venezuela, una en La Salle, una en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, una en el Museo Casa de los Celis en Carabobo, una en la Fundación La Salle de Ciencias Naturales en San Carlos (Cojedes), una en La Universidad del Zulia y otra en Mérida. De allí que el proyecto tendrá un mapa interactivo que permitirá al usuario navegar directamente sobre las zonas de interés y obtener la información deseada”.

Rincón explicó que Venezuela cuenta con una riqueza patrimonial histórica muy importante en las zonas de Orocual, Urumaco, Carora, los Llanos, los Andes y Castilletes, entre otros lugares que son bandera y donde se tiene mucha información importante de base, la cual puede ser procesada por museólogos y museógrafos, siendo su fin último que llegue al público a través de museos.

“Paleomapas de Venezuela es un proyecto permanente, tomando en cuenta la riqueza paleontológica del país, por lo que es urgente la consolidación de un centro de paleontología, donde se pudieran reunir los expertos de Venezuela en este campo”.

El proyecto también contempla la preservación de los espacios donde se pueden ubicar los fósiles, tarea que va más allá del trabajo que se viene haciendo; sin embargo, no se debe suministrar toda la información en un mapa para evitar que los saqueadores causen daños en estos lugares.