Pacientes de Yaracuy recibirán tratamientos en medicina regenerativa

Prensa Mincyt/IVIC/Edith García.- Como parte del convenio firmado entre el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y la Gobernación del estado Yaracuy, la próxima semana la Unidad de Terapia Celular (UTC) del IVIC realizará tratamientos de medicina regenerativa en dos centros de salud de la región.

Esta información fue dada a conocer por José Cardier, jefe de la Unidad de Terapia Celular, quien destacó que, en corto tiempo, se han logrado excelentes resultados, con el firme propósito de llevar a Yaracuy todas las investigaciones y aplicaciones de células madre en pacientes.

Este convenio contempla el tratamiento de personas para la regeneración de hueso, piel y odontología; así como el acompañamiento a la formación de talentos.

“Hace aproximadamente un mes recibimos la visita en el IVIC del gobernador del estado Yaracuy, Julio León Heredia, en donde no solo firmó el convenio entre la Gobernación y nuestra institución, sino que también visitó las instalaciones de la UTC. Posteriormente, facilitamos una serie de charlas en San Felipe; se conformaron las comisiones de bioéticas de los hospitales pediátrico Niño Jesús y General de Yaracuy y se realizó la selección de los pacientes a los cuales se les aplicarán tratamientos de terapia celular. Es de resaltar el gran interés y compromiso del personal de salud de la región en llevar adelante estas terapias”, relató.

Explicó el experto en medicina regenerativa que, hace dos semanas, se tomaron las muestras de médula ósea, que es de donde se obtienen las células estromales mesenquimales. Las células han sido procesadas en la UTC y se han cultivado de manera exitosa para realizar los tratamientos en un niño con una quemadura severa, una niña con pseudoartrosis congénita de tibia y un adulto con pseudoartrosis por fractura que nunca se unió.

Formación médica

Como parte de la formación en el área de medicina regenerativa que tomará el personal médico de Yaracuy, visitaron la UTC la doctora Magaly Gutiérrez, jefa de la Unidad de Traumatología, quien participará en la aplicación del tratamiento de un niño con quemadura severa; y el doctor Giuseppe Sierra, jefe de Subespecialidades Quirúrgicas del Hospital Pediátrico Niño Jesús del estado Yaracuy, quien también forma parte del equipo de traumatólogos que intervendrán en el procedimiento de regeneración ósea en los otros dos pacientes.

Por su parte, Sierra señaló que, para ellos, es una gran oportunidad, una ventana que se abre para la Gobernación de Yaracuy, porque podrán llevar adelante las investigaciones en una enfermedad tan complicada como la pseudoartrosis congénita de tibia, enfermedad que lleva más de cien años estudiada en el mundo con aplicación de distintas técnicas quirúrgicas, que no han sido efectivas.

“Con la aplicación de este tratamiento, pudiéramos darle un importante aporte a la ciencia en el mundo en esta patología con la aplicación de células estromales mesenquimales. Existe la gran expectativa no solo en el área médica, sino en la colectividad yaracuyana, que tiene sus ojos puestos en el esfuerzo que se está haciendo en este campo de investigación de tan alto nivel”, dijo.

Para Magaly Gutiérrez, esta es una gran oportunidad que se les presenta, porque Yaracuy en materia de salud se ha convertido en una referencia nacional y, ahora, con la aplicación de estos protocolos de regeneración de piel, se podría reducir significativamente el tiempo de recuperación de pacientes que, anteriormente, podían pasar largos períodos hospitalizados.

“Nosotros tenemos grandes expectativas sobre estos tratamientos; de allí que, alrededor de 14 médicos entre especialistas y residentes estamos muy entusiasmados con esta nueva oportunidad que se nos brinda para contribuir al bienestar de personas quemadas. Para nosotros es una nueva experiencia única”, señaló.

Científicos de Venezuela y Alemania intercambiaron investigaciones frente al SARS-CoV-2

Prensa Mincyt.- Este jueves, científicos de Venezuela y Alemania compartieron investigaciones que han dado respuesta a diferentes aspectos de la pandemia de COVID-19.

Desde las instalaciones del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), especialistas criollos y germánicos intercambiaron sus experiencias sobre estudios, líneas de trabajo y estrategias frente al SARS-CoV-2.

En esta reunión de intercambio científico, expertos del Laboratorio de Virología Molecular del IVIC presentaron parte del trabajo sobre el nuevo coronavirus, en los temas de aislamiento viral, genómica y susceptibilidad genética.

El encuentro, presidido por el viceministro de Investigación y Aplicación de Conocimientos, Francisco Durán, contó con la participación de los investigadores alemanes Jan Drexler y Andrés Moreira Soto, de Charité – Universidad de Medicina de Berlín, un centro de referencia de la Organización Mundial de la Salud.

Durante su intervención, el viceministro Durán destacó que «las puertas de Venezuela están abiertas para recibir delegaciones científicas de primer nivel, siempre que el objetivo sea la cooperación desde los principios de solidaridad, ética por la vida y soberanía».

Por su parte, el jefe de Investigación del Instituto de Virología de Charité en Berlín, Jan Drexler, se mostró gratamente sorprendido por la calidad y la magnitud de los avances científicos venezolanos sobre la COVID-19, pese al bloqueo financiero impuesto por el Gobierno de EE. UU. en contra de Venezuela.

En este sentido, Drexlex felicitó a los investigadores del IVIC por la gran labor que han realizado desde el inicio de la pandemia, además expresó que están totalmente dispuestos a comenzar un intercambio científico estratégico.

En la sesión, también estuvo la encargada de Cooperación de la Embajada de Alemania, Johanna Stoepler.

Descubren el primer fósil de perezoso gigante de 20 mil años en el valle de Caracas

Prensa Mincyt/Edith García.- Científicos del Laboratorio de Paleontología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) hallaron, en una cueva del Morro de La Guairita, Alto Hatillo, en Caracas, el fósil de un perezoso gigante de más de 20 mil años de antigüedad.

Este descubrimiento fue hecho por el Dr. Ascanio Rincón, jefe del Laboratorio de Paleontología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC); el profesor Luis Lemoine, de la Fundación Arqueológica del Caribe (ARCA) y de la Unidad de Estudios Arqueológicos de la Universidad Simón Bolívar; y el profesor Gregory McDonald, de la Oficina de Administración de Tierras de Estados Unidos (Bureau of Land Management).

Ascanio Rincón explicó que los restos fragmentarios de un perezoso asignado al género Aff. Xibalbaonyx forman parte de un nuevo registro de un perezoso megaloníquido que no se puede asignar al único género reportado para Venezuela, el género Megistonyx, el cual fue encontrado en Cerro Pintado, sierra de Perijá, estado Zulia, y que data del Pleistoceno tardío.

Este perezoso del Pleistoceno de Caracas, según describió Rincón, tiene características únicas que probablemente pertenezcan a un género y una especie nuevos para la ciencia.

Es importante señalar que este hallazgo se materializa en el marco de un proyecto sobre la paleontología en cuevas del valle de Caracas, donde los expertos buscan evidencias de vida del pasado (fósiles) para intentar determinar el paleoambiente Xibalbaonyx de la ciudad capital de hace 20 mil años, durante la última glaciación (último enfriamiento planetario).

“Aunque fragmentarios, los restos conservados del esqueleto del perezoso gigante Aff. Xibalbaonyx encontrado en Caracas proporcionan indicios tentadores de que, tal vez, el rango de distribución de Xibalbaonyx, uno de los perezosos del Pleistoceno reportado en varios sitios en México se extendió hacia el sur hasta Venezuela”, indicó Rincón.

“Hemos conseguido fragmentos del cráneo, dientes, restos del hueso del brazo, elementos óseos de la mano, de la pierna, del pie, algunas vértebras y muchos otros fragmentos”, precisó.

Igualmente, el experimentado paleontólogo destacó que, en estas excavaciones dentro del sedimento de la cueva, han conseguido dos especies de armadillos gigantes, venados, váquiros, algunos murciélagos, reptiles y anfibios.

El conjunto de la fauna, incluyendo al perezoso en cuestión, permite inferir condiciones más frías y secas que, en la actualidad, para el paleoambiente del valle de Caracas.