Científicos venezolanos identifican genomas del SARS-CoV-2 que circula en el país

Prensa Mincyt/Karina Depablos.- Un grupo de científicos de Venezuela ha logrado identificar el 90 % de cuatro genomas del SARS-CoV-2 que circula en el territorio nacional.

El doctor en Virología, Héctor Rangel, investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), anunció que esta caracterización molecular del virus aislado de pacientes de Venezuela permitirá detectar posibles variantes con la cepa de Wuhan.

“El proyecto de investigación busca evaluar las capacidades que tenemos en el país para enfrentar el SARS-CoV-2. El proyecto está integrado por expertos de los laboratorios de Química, Virología Molecular, Biología de Virus, del IVIC; el Laboratorio de Investigación en Productos Naturales y la Unidad de Química Medicinal, de la Universidad Central de Venezuela, y el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. El objetivo es detectar las características moleculares del virus circulante en el país, y así determinar si el virus está mutando o mantiene las mismas condiciones del virus detectado en China”, manifestó.

En este sentido, Rangel informó que en los últimos meses han logrado la secuenciación de 4 genomas completos; además, han avanzado con 5 genomas parciales y el aislamiento del SARS-CoV-2 en baja escala, para iniciar ensayos de antivirales.

 “También, esperamos evaluar fármacos potenciales para el tratamiento de la COVID-19, de manera experimental. Dependiendo de los resultados obtenidos, estos podrían ser elevados a ensayos preclínicos en el país”, expresó el virólogo.

 Asimismo, el investigador del IVIC indicó que la secuenciación genética de la cepa del coronavirus circulante en Venezuela es de gran importancia, porque identifica rutas de introducción de variantes y eventuales focos de transmisión, y determina eventuales mutaciones asociadas a una manifestación clínica particular.

Resaltó que 31 científicos venezolanos trabajan con métodos de cultivos celulares para la secuenciación de genomas del nuevo coronavirus, y el análisis de la respuesta inmunitaria de la gente frente a la COVID-19.

“De esta cifra, el 55 % son mujeres. Avanzamos en estudios científicos sobre COVID-19, estos tienen que ver con la identificación de compuestos antivirales y anticuerpos neutralizantes, análisis molecular del SARS-CoV-2 circulante en el país, desarrollo y validación de métodos diagnósticos y la identificación de marcadores biológicos asociados a susceptibilidad a COVID-19”, detalló el científico.

 Vale destacar que el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit) destinó recursos para fortalecer las capacidades locales dedicadas a estudiar la replicación del virus causante de la COVID-19, y compuestos naturales que puedan interferir con ella, a fin de empezar a evaluar medicamentos potenciales.

Científicos venezolanos identifican genomas del SARS-CoV-2 que circula en el país

Prensa Mincyt.- Un grupo de científicos de Venezuela ha logrado identificar el 90 % de cuatro genomas del SARS-CoV-2 que circula en el territorio nacional.

El doctor en Virología, Héctor Rangel, investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), anunció que esta caracterización molecular del virus aislado de pacientes de Venezuela permitirá detectar posibles variantes con la cepa de Wuhan.

“El proyecto de investigación busca evaluar las capacidades que tenemos en el país para enfrentar el SARS-CoV-2. El proyecto está integrado por expertos de los laboratorios de Química, Virología Molecular, Biología de Virus, del IVIC; el Laboratorio de Investigación en Productos Naturales y la Unidad de Química Medicinal, de la Universidad Central de Venezuela, y el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. El objetivo es detectar las características moleculares del virus circulante en el país, y así determinar si el virus está mutando o mantiene las mismas condiciones del virus detectado en China”, manifestó.

En este sentido, Rangel informó que en los últimos meses han logrado la secuenciación de 4 genomas completos; además, han avanzado con 5 genomas parciales y el aislamiento del SARS-CoV-2 en baja escala, para iniciar ensayos de antivirales.

 “También, esperamos evaluar fármacos potenciales para el tratamiento de la COVID-19, de manera experimental. Dependiendo de los resultados obtenidos, estos podrían ser elevados a ensayos preclínicos en el país”, expresó el virólogo.

 Asimismo, el investigador del IVIC indicó que la secuenciación genética de la cepa del coronavirus circulante en Venezuela es de gran importancia, porque identifica rutas de introducción de variantes y eventuales focos de transmisión, y determina eventuales mutaciones asociadas a una manifestación clínica particular.

Resaltó que 31 científicos venezolanos trabajan con métodos de cultivos celulares para aislamiento del SARS-CoV-2, evaluación de fármacos, ensayos de neutralización y visualización por microscopía electrónica.

“De esta cifra, el 55 % son mujeres. Avanzamos en estudios científicos sobre COVID-19, estos tienen que ver con la identificación de compuestos antivirales y anticuerpos neutralizantes, análisis molecular del SARS-CoV-2 circulante en el país, desarrollo y validación de métodos diagnósticos y la identificación de marcadores biológicos asociados a susceptibilidad a COVID-19”, detalló el científico.

Vale destacar que el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit) destinó recursos para fortalecer las capacidades locales dedicadas a estudiar la replicación del virus causante de la COVID-19, y compuestos naturales que puedan interferir con ella, a fin de empezar a evaluar medicamentos potenciales.

Medidas de la OMS fueron clave para baja tasa de COVID-19 en Venezuela

Prensa Mincyt/Xinhua.- El haber seguido las medidas planteadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) «fue un acierto» que ha contribuido a que Venezuela tenga bajas tasas de contagio de la enfermedad del nuevo coronavirus, afirmó este el doctor en virología, Héctor Rangel.

De acuerdo con el experto del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), los resultados favorables se evidencian al comparar la situación de Venezuela con la de otros países que fueron más laxos en la toma de decisiones respecto al combate a la pandemia.

Aseveró que en la nación bolivariana ha sido «más lento el proceso» de expansión de contagios por COVID-19, gracias a las medidas de contención ejecutadas por el Gobierno y la población, en consonancia con lo recomendado por la OMS.

«Soy partidario de eso, que desde el inicio de la pandemia, cuando se detectó el primer caso en Venezuela y se decretó la cuarentena, la gente tuvo poca movilidad, eso contribuyó a que la dispersión fuese un poco más baja», declaró Rangel.

El virólogo explicó que «la movilidad limitada» ocasionada por las dificultades de conectividad aérea internacional por la que atraviesa el país, también favorecieron a la contención del virus.

Según el Gobierno nacional, hasta el momento, Venezuela registra 2377 casos confirmados, de los cuales el 83 % fueron «importados», a través de migrantes criollos que han retornado en las últimas semanas, fundamentalmente procedentes de países de América del Sur.

En ese sentido, el científico advirtió que el retorno de los migrantes venezolanos «expuestos a zonas que tienen una densidad de infección mucho más alta está complicando un poco la situación».

Argumentó que en la geografía venezolana los ciudadanos se adaptaron a las medidas sanitarias y de prevención que se ordenaron, tales como el uso de mascarillas, el frecuente lavado de manos y el distanciamiento físico.

Héctor Rangel forma parte del Centro de Microbiología y Biología Celular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), y trabaja con un equipo multidisciplinario de científicos que hacen estudios sobre la COVID-19.

Para Rangel y el equipo de científicos venezolanos no hay «una diferencia marcada que nos diga que el virus» estudiado en la nación bolivariana «puede ser más agresivo o menos agresivo» que los que circulan en otras regiones del mundo.

«Nosotros hemos estado evaluando inicialmente la proteína de la espiga, que es la proteína relacionada con cómo el virus interactúa con la célula o con el receptor celular para enfermarlo», subrayó.