Venezuela debate sobre un modelo de desarrollo mundial diferente en III Foro Celac-China

Prensa Mincyt.- Este martes, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela participó en el III Foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)–China sobre Ciencia, Tecnología e Innovación.

Durante su intervención, el viceministro para Investigación y Aplicación de Conocimientos, Francisco Durán, explicó que este encuentro abre grandes oportunidades para el intercambio, la formación, la innovación, la sinergia multilateral, a fin de procurar soluciones a los desafíos compartidos de la región suramericana y el gigante asiático.

“El escenario de la Celac nos brinda la oportunidad de construir y fortalecer puentes de integración científico-tecnológica con el espíritu a que nos convoca nuestra comunidad de naciones: el diálogo y concertación política, la articulación para el consenso, acción para el interés común y una proyección de mayor fortaleza de nuestra región en el mundo. La experiencia y capacidades que China ha alcanzado en este campo es una palanca de incuestionable valor para este propósito”, declaró.

De acuerdo con el vocero venezolano, la relación con la República de China en materia de ciencia y tecnología ha permitido atender áreas esenciales para el pueblo bolivariano. Además, expresó su agradecimiento por el apoyo de  esta nación aliada sobre todo en esta coyuntura.

“Estamos muy interesados en mantener relaciones con China, en el marco de una relación Sur-Sur, soberana e independiente, pero entendiendo que ningún país puede solo. En ese camino, la batalla del conocimiento, de las ideas es esencial para la liberación, la integración y la unión de los pueblos para la salvación de la vida en el planeta”, enfatizó.

El viceministro Francisco Durán destacó la importancia de intercambiar experiencias en los países de Latinoamérica y el Caribe con el propósito de independizarse de los factores tradicionales de poder de EE. UU. y Europa, así como buscar una alternativa al modelo de desarrollo actual que destruye la vida.

“La ciencia, la tecnología y la innovación y el conocimiento en general deben servirnos para construir bienestar común. Estamos conscientes de que es necesario acometer la discusión de un modelo de desarrollo diferente, capaz de satisfacer las necesidades humanas dentro de los límites que impone un sistema de recursos finitos, pero también resulta evidente que debemos responder a las necesidades que cotidianamente nos desafían a garantizar una vida de dignidad a nuestros pueblos”, puntualizó.

Subrayó que Venezuela invita a realizar una reflexión crítica sobre la aspiración del crecimiento económico perpetuo puesto que no es realizable y ha causado una extraordinaria crisis ambiental planetaria, además, reiteró que aún se pueden rectificar rumbos y establecer cuáles son reales necesidades para la vida y cuáles son satisfactores ficticios que no justifican el impacto ambiental. 

“Debemos, entonces, preguntarnos si algunos de los desafíos que nos impone esta circunstancia crítica a la que hemos llegado, y a las cuales procuramos infructuosamente dar respuestas técnicas, no deban ser abordadas en el campo de investigación de las ciencias sociales y las ciencias económicas”, manifestó.

Finalmente, el vocero del Gobierno venezolano reflexionó sobre la urgencia de tomar acciones sobre la crisis ambiental que deben ser reconocidas de manera unánime como el más grande desafío de la región, después de la pobreza.

 “Todas nuestras acciones deben ser emprendidas con prioritaria reflexión acerca de las contribuciones que todas nuestras iniciativas científicas, tecnológicas y de innovación tendrán para mitigar esta situación, pero muy especialmente, de las consecuencias que pudieran tener en contribuir al agravamiento de un cuadro ya insostenible”, aseveró.

Médico especialista chino contradice a la OMS sobre el uso de mascarillas

Prensa Mincyt.-George Gao, director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China, el mayor experto que lidera la respuesta china al coronavirus, conocido por muchos como el ‘Fernando Simón’ chino, ha participado en uno de los primeros y más importantes estudios sobre el SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19. Este investigador aseguró que el uso no generalizado de mascarillas es un «tremendo error» que está implantado en Europa.

Gao advirtió que el “gran error” que están cometiendo Estados Unidos y Europa en la lucha contra el coronavirus es no usar tapabocas.

El médico especialista encabezó la primera cuarentena en China y fue parte del equipo que determinó la secuencia del COVID-19. El científico explicó cómo lograron controlar los brotes en China y qué puede aprender el mundo de su experiencia.

«El gran error en Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan mascarillas. Este virus se transmite a través de gotas y contacto cercano. Las gotas tienen un papel muy importante: hay que usar una mascarilla, porque al hablar siempre salen gotas de la boca», dijo Gao.

«Muchas personas tienen infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si usan máscaras faciales, pueden evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros», detalló.

Para el científico, el uso de mascarillas debería estar acompañado por otras medidas, como la instalación de termómetros en los accesos de todos los lugares públicos para que las personas con fiebre puedan ser detectadas rápidamente y se les pueda aislar de forma preventiva.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud estableció que el uso de tapabocas se debe limitar a quienes son sospechosos de estar enfermos o quienes los atienden: “Si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el COVID-19”.

La explicación de la OMS para la limitación del uso de tapabocas está relacionada con la de Gao, pues establecieron que el virus no se transmite con el aire, sino por los fluidos nasales y bucales de los infectados.

«La transmisión por gotitas se produce cuando una persona que se encuentra en estrecho contacto (menos de un metro) de otra que tiene síntomas respiratorios (como tos o estornudos) y entra así en riesgo de exponer sus propias mucosas (boca y nariz) o sus ojos a sus gotitas respiratorias potencialmente infecciosas”, señala el informe de la OMS. “Así, el contagio puede producirse por contacto directo con una persona infectada o por contacto con una superficie o un objeto que esta haya utilizado».

Otro motivo por el que la OMS ha limitado el uso de tapabocas tenía que ver con la escasez de este producto en el mundo, sobre todo de la referencia que sirve para proteger al personal médico y que se estaría desperdiciando en personas que no están enfermas.

La otra lección de Gao en su experiencia en China es la necesidad del aislamiento de las personas contagiadas y la disposición de hospitales dispuestos a atenderlos.

«Las personas infectadas deben estar aisladas. Eso debería suceder en todas partes. El COVID-19 puede ser controlado solo si se logra eliminar la fuente de la infección. Es por eso que [en China] construimos hospitales modulares y transformamos estadios en hospitales», resaltó, según lo divulgado a la revista Science, dijo Semana.

 La estrategia china

En total fueron cinco los puntos que el científico resaltó de la estrategia china para combatir el COVID-19: “El distanciamiento físico es la estrategia esencial para el control de cualquier enfermedad infecciosa, especialmente si son infecciones respiratorias.

Primero utilizamos ‘estrategias no farmacéuticas’, porque el virus no tiene inhibidores o medicamentos específicos y no tiene vacunas. En segundo lugar, debe asegurarse de aislar cualquier caso. Tercero, los contactos cercanos deben estar en cuarentena: pasamos mucho tiempo tratando de encontrar todos estos contactos cercanos y para asegurarnos de que estén en cuarentena y aislados. Cuarto, suspender las reuniones públicas. Quinto, restringir el movimiento, por lo que tiene un bloqueo (cordon sanitaire, en francés)”.