Semillero Científico llevó al espacio exterior a niños y niñas caraqueños

Prensa Mincyt/Gustavo Rangel.- Un grupo de niños, niñas y adolescentes de la ciudad capital vivió la maravillosa experiencia de conocer el espacio exterior. En una visita a la estación terrena de control satelital de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE) en el estado Guárico, los infantes con los mejores promedios de sus escuelas pudieron conocer, de primera mano, el trabajo que realizan ingenieros e ingenieras de la ABAE para el seguimiento y control de nuestros satélites, así como la obtención de imágenes remotas del territorio.

Para Adolfo Godoy, presidente de la ABAE, estas actividades, enmarcadas en el programa Semilleros Científicos, son fundamentales para estimular la curiosidad y el deseo de los más pequeños de incursionar en el área espacial y ser la generación de relevo que, en años futuros, pueda estar al frente de este proyecto, iniciado por el presidente Hugo Chávez, que es estratégico para nuestro país.

“Durante su visita, estos jóvenes pudieron ver cómo se operan los sistemas espaciales, cuál es el trabajo de los ingenieros en las estaciones terrenas de control. Conocieron los sistemas de descarga, seguimiento y comunicaciones  de los satélites; cómo es el envío de comandos a los satélites, telemetría. Fue una experiencia muy bonita en donde los jóvenes pudieron hacer todas las preguntas que les surgieron y conocer, de mano del pueblo investigador, cómo es la interacción entre estos sistemas y el operario”, relató Godoy.

Durante la singular ruta, la muchachada compartió conocimientos sobre astronomía, mediante la operación del telescopio óptico disponible en la sede de la ABAE, con el cual se le hace seguimiento a nuestros satélites artificiales y a otros astros naturales en el espacio.

Por otra parte, Godoy señaló que estas visitas se están desarrollando, bajo todos los protocolos de bioseguridad, en las diferentes sedes de la ABAE, como parte de este programa Semilleros Científicos que busca incentivar el estudio de las ciencias naturales y sociales, mediante procesos orgánicos y formativos, para identificar, acompañar y apoyar talentos y capacidades científico-tecnológicos infantiles, adolescentes y juveniles, a fin de preservar la reserva generacional del pensamiento y la inventiva nacional.