Los museos abrigan parte de nuestra historia viva

Prensa Mincyt/Karina Depablos.-  La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, aseguró que es necesario mantener y fortalecer una política muy aguda de conservación de los museos y del patrimonio cultural de Venezuela para proteger nuestra identidad como pueblo.

“Nuestro patrimonio es fundamental para enfrentar esta guerra no convencional a la que estamos siendo sometidos, porque nos mantiene conectados con nuestros orígenes, y eso es importantísimo para la identidad de los pueblos. Cuando hay invasiones o promoción de la guerra, como pasó en Libia, Siria, Palestina, e incluso lo que han intentado hacer en Venezuela, los agresores intentan desmontar esa historia: atacan bibliotecas, museos y lugares históricos. ¿Para qué? Para borrar esa historia de los pueblos que luchan por su independencia”, manifestó.

La titular de la cartera científica nacional explicó que los museos abrigan parte de nuestra historia, ya que son repositorios de la cultura, de la interpretación de la realidad, de la comprensión y de las relaciones como sociedad.

“Cuando celebramos el Día Internacional de los Museos, debemos recordar que estos son fundamentales porque tienen nuestra historia. En los museos, nuestros artistas plasman también su sensibilidad, y esa sensibilidad está asociada a nuestro hecho social. Nuestra historia viva está relatada con la impresión de los artistas, los investigadores, de nuestra cosmovisión, y eso forma parte de nuestra cultura”, resaltó.

En el caso del Museo de Ciencias de Caracas, Jiménez-Ramírez comentó que este recinto debe estar arraigado al día a día de los venezolanos porque es conexión con saberes en el país.

“El Museo de Ciencias es muy importante porque trabaja para divulgar y socializar el conocimiento científico con las comunidades y con los visitantes. El Sistema Nacional de Museos forma parte del Sistema Nacional de Cultura y de nuestro quehacer, de los conocimientos y los saberes”, expresó.

La ministra insistió en que las fuerzas imperiales atentan contra la memoria histórica y la cultura de las naciones para atacar directamente la estabilidad de los pueblos.

“Los museos forman parte de nuestro acervo, y ese acervo es la cultura. Estas guerras no convencionales intentan desaparecer el patrimonio porque eso forma parte de nuestros tesoros, de esos tesoros tangibles e intangibles, los saberes, el conocimiento, la visión, cultura e historia, y todo eso desde lo ancestral hasta lo más contemporáneo; por eso es fundamental para las generaciones futuras luchar para preservar la identidad de nuestros pueblos”, puntualizó.