IVIC desarrolla aceites ozonizados con propiedades medicinales

Prensa Mincyt/IVIC/Edith García.- En el marco de la creación del Polo Científico-Tecnológico, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) presentó el aceite ozonizado para tratar distintas patologías de acuerdo con su nivel de oxidación.

El Polo Científico-Tecnológico Venezolano está orientado en dos dimensiones: unir capacidades de las instituciones científicas y crear entes en sintonía con las necesidades de salud, agro y educación.

Alexander Briceño, subdirector del IVIC, explicó que el aceite ozonizado es básicamente un aceite vegetal tratado químicamente a través de un proceso de ozonólisis que produce la oxidación de estos aceites y, dependiendo del grado de oxidación, va dirigido a tratar distintas patologías en el tema de salud, ya sea antibacterial, fungicida y antiviral.

“Este es un proyecto financiado por el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología que venimos desarrollando en el Centro de Química del IVIC y, en esta oportunidad, contamos con tres presentaciones con distintos grados de oxidación”.

La primera presentación tiene un grado de oxidación bajo y puede ser usado para afecciones en la piel; particularmente en psoriasis, dermatitis, irritación de piel.

Igualmente, “tenemos un aceite con mayor grado de oxidación con el que se pueden tratar micosis (hongos), es un agente cicatrizante de quemaduras y puede ser empleado en aquellas personas que padecen de pie diabético».

Briceño señaló que, recientemente, surgió una formulación de aceite ozonizado para el tratamiento de lepidopterismo, afección producida por contacto con la palometa peluda (Hylesia metabulus) y los síntomas que producen las setas que liberan esta mariposa, el cual es un problema de salud pública en la región de oriente debido a la proliferación sin control de esta especie en algunos épocas del año.

Para la producción a gran escala de estos aceites, contamos con la alianza estratégica con la empresa Phoenix Ozono, la cual se dedica a la producción de equipos de generación de ozono para el área industrial y médica.

“Con la asesoría de nuestros técnicos y sus ingenieros, se ha diseñado e implementado una planta semindustrial para la producción de escalamiento de estos aceites. La empresa cuenta con una capacidad importante ya instalada. Hablamos de una producción de cerca de mil litros por mes de estos aceites,  básicamente una materia prima para nuevas formulaciones, tanto en el tema de salud humana, así como su aplicación como biocida orgánico no tóxico para el tratamiento de virus, hongos y bacterias en cultivos agroecológicos y en procesos de cultivos de especies marinas en procesos controlados de piscicultura”, sentenció Briceño.