Instalan laboratorio de bioseguridad en frontera venezolana para reforzar control de COVID-19

Prensa Mincyt.- Este domingo 12 de abril, el Gobierno de Venezuela instaló, en la frontera del estado Táchira, un laboratorio móvil de bioseguridad para reforzar la prevención y el control de la COVID-19.

Durante la instalación de esta unidad de biología molecular del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, la ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, explicó que este espacio permitirá iniciar las operaciones de diagnóstico en el territorio y atender, así, a todos los connacionales con la finalidad de garantizar una pesquisa oportuna y confiable para el diagnóstico del nuevo coronavirus.

“De esta forma, seguimos avanzando, con ciencia y tecnología al servicio de la salud colectiva del pueblo bolivariano. Ahora estamos en la frontera, con un extraordinario equipo científico venezolano para reforzar la prevención y el control de la COVID-19. Esta unidad de análisis molecular cumple con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud para el manejo y el diagnóstico de muestras asociadas al COVID-19”, manifestó.

La ministra informó que la unidad está equipada con infraestructura tecnológica, procedimientos técnicos y de bioseguridad, y es atendida por personal calificado del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, junto con un grupo de científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

“En este espacio, se desarrollan los procesos de las pruebas de PCR, en tiempo real (RT-PCR), a las muestras de todos los connacionales que se encuentran en el estado Táchira o que ingresen por esta frontera”, expresó.

En tal sentido, la titular de la cartera científica insistió a la población en acatar la medida de distanciamiento físico; además, señaló que el Gobierno Bolivariano trabaja para mantener y profundizar las pruebas de diagnóstico ya que permite combatir el contagio, atender oportunamente a los personas con la evaluación médica apropiada, el tratamiento clínico, la garantía de las medicinas y el seguimiento personalizado de cada paciente, a lo largo de la evolución de la infección.