“Ha llegado el tiempo de los pueblos, de la paz, la cooperación y el derecho a existir”

Prensa Mincyt/Karina Depablos.- En la inauguración de la Expoferia Científico-Tecnológica Industrial Irán-Venezuela, el presidente Nicolás Maduro aseguró que es necesario avanzar en la articulación y en el diálogo permanente con las naciones emergentes para luchar contra las amenazas y proteger los derechos de los pueblos.

“El siglo XXI será del mundo pluripolar. El siglo XXI será el siglo del mundo multicéntrico, del nuevo equilibrio, de la integración y la cooperación. El mundo unipolar se acabó. Se acabó el tiempo de los imperios dominantes. Ha llegado el tiempo de los pueblos, de la felicidad, de la paz, de la cooperación, y el derecho a existir. Nosotros queremos multiplicar siempre el intercambio científico-tecnológico, industrial y cultural con todos los países amigos y hermanos del mundo, que se multiplique esta expoferia para el bienestar de los pueblos”, expresó.

Desde el Poliedro de Caracas, el mandatario nacional aseveró que Irán le ha demostrado al mundo su gran capacidad científico-tecnológica para fabricar alimentos y medicinas así como para la cría de animales, por lo que Venezuela está dispuesta a concretar acuerdos que impulsen todos los sectores productivos.

“Yo quedé muy impresionado de mi visita a Irán. Allí estuvimos en el parque científico-tecnológico y acordamos con Irán que nos van a dar el apoyo y la asesoría para montar nosotros, muy pronto, en los terrenos circundantes al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) nuestro primer parque industrial científico-tecnológico de Venezuela. Irán es una de las potencias emergentes en lo científico, tecnológico, industrial, en la creación de productos, bienes, servicios y riquezas”, subrayó.

Del mismo modo, Maduro señaló que Venezuela está viviendo un renacimiento, especialmente en la producción de alimentos, en materia agroalimentaria, por lo que resaltó que el apoyo de la nación persa favorecerá la productividad y contribuirá con el buen vivir de la población.

“Irán es una de esas potencias emergentes que ha venido consolidándose en silencio, progresivamente y ahora de manera acelerada. La clave está en la reafirmación de su identidad. La fe en su propia gente y cualidades como pueblo en resistencia. Con 43 años de bloqueos y sanciones imperialistas que se han convertido en oportunidades de reinventarse. No hay bloqueo que detenga a un pueblo que quiere ser libre, soberano y feliz”, sentenció.