Equipos robotizados chinos permiten optimizar detección de la COVID-19

Prensa Mincyt.- La reciente llegada a Venezuela de equipos robotizados chinos para el procesamiento de pruebas moleculares fortalece la capacidad técnica del país en la lucha contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), dijo la jefa de la División de Virología del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, Pierina D’Angelo.

En entrevista con Xinhua, D’Angelo explicó las fortalezas que ofrece el equipo «mgisp-960», un robot de extracción de ácidos nucleicos que arribó a Venezuela el pasado 6 de junio, en el sexto vuelo de asistencia humanitaria proveniente de China.

La científica explicó que el equipo permite optimizar cada una de las fases de detección de la COVID-19 dentro del instituto, ya que es posible «en 80 minutos hacer la extracción de ácidos nucleicos de aproximadamente 192 muestras» de pacientes sospechosos de contagio.

Detalló que el robot maximiza la capacidad de estudio para aquellos pacientes que tengan bajas cargas virales.

«La extracción de ácidos nucleicos se realiza a través de perlas magnéticas, que en aquellos pacientes que tengan bajas cargas virales permite un adecuado rendimiento de los ácidos nucleicos y así su detección a través de las pruebas de biología molecular», precisó D’Angelo.

Recordó que antes el proceso se hacía de forma manual, pero con el nuevo equipo hay «mayor fluidez en cada una de las etapas del procesamiento de las muestras y una mayor rapidez en la emisión de los resultados».

Señaló que el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel es el centro de referencia nacional para el procesamiento de pruebas moleculares de la COVID-19 y allí se reciben «todas las muestras sospechosas de coronavirus, provenientes de diferentes regiones del país».

«Una vez que llega esa muestra al instituto, es identificada y pasa a la etapa de pre-tratamiento, que es muy importante, porque consiste en la inactivación de la muestra», explicó D’Angelo.

Luego de inactivar el virus, «viene la etapa de extracción de ácidos nucleicos, el equipo toma la muestra de cada uno de los pacientes, se colocan aproximadamente 192 muestras» y estas pasan por diferentes pasos, acotó.

El nivel siguiente es lograr «una elusión final que van a hacer esos ácidos nucleicos», que posteriormente serán identificados en las pruebas de biología molecular, donde se hace la detección de genes específicos de la COVID-19.

Sobre la cooperación entre China y Venezuela en la lucha contra la pandemia, D’Angelo recalcó que ha ayudado a fortalecer cada uno de los centros de referencia de la nación bolivariana.

Añadió que dicha cooperación ha facilitado «un diagnóstico oportuno y un reporte adecuado» de la situación.