“El conocimiento debe estar a favor de la vida y de la justicia”

Prensa Mincyt.- La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, alertó que, históricamente, las líneas de investigación priorizadas por la ciencia han estado orientadas a hacer funcionar un sistema basado en el capital, en la lógica de mercado, que destruye la vida toda.

“La ciencia no es objetiva. Ni en la pregunta, ni en la observación, ni en la interpretación. La ciencia está construida desde una subjetividad de dominación; si no, no fuera tan funcional al capitalismo. Es funcional a una racionalidad, que es la modernidad, de donde deviene el capitalismo”, expresó.

Para la ministra, es clave reflexionar sobre la responsabilidad social del saber ya que el conocimiento es un derecho humano universal.

“La ciencia —en palabras del maestro Dussel— que tiene una gran capacidad de ver los fenómenos ‘como son’ en la realidad, tiene una ceguera absoluta para prever las consecuencias negativas de actuar sobre esa realidad modificándola a favor del aumento del capital, no de la vida”, manifestó.

Insistió en que negar la objetividad de la ciencia, como ejercicio representacional de la realidad, como la “verdad”, lo “universal”; no niega que deba construirse una nueva “objetividad”, por un nuevo acuerdo intersubjetivo, no aceptado como tal hasta ahora.

“¡Basta de crear conocimientos que no estén a favor de la vida, ni de la justicia! Debemos crear saberes fuera del espectro de un ojo arrogante, de las descripciones de lo real que establecen los poderes hegemónicos mundiales. El conocimiento debe nutrir, cuidar, proteger; ser útil para disminuir la desigualdad, la inequidad, la injusticia, la pobreza”, enfatizó.

La titular de la cartera científica venezolana reiteró que si el saber no sirve para liberar, el deterioro de la humanidad y de sus relaciones será mayor.