Ciencia acompaña proceso de diálogo para el entendimiento y la paz de Venezuela

Prensa Mincyt.- La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, acompañó a la delegación del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que, este 6 de septiembre, firmó un acuerdo con la Plataforma Unitaria de la Oposición en la Mesa de Diálogo instalada en México, para buscar el bienestar del pueblo venezolano.

Jiménez-Ramírez aseguró que estos convenios suscritos son el resultado de gran trabajo de conciliación que ha realizado el presidente constitucional Nicolás Maduro para fomentar el encuentro y la paz entre todos los sectores, y la recuperación de la nación, afectada gravemente por las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos.

“Estamos convencidos de que el diálogo es el pilar fundamental del entendimiento y de la paz. Podemos dialogar con empatía y cordialidad, por el bien de todo el pueblo venezolano. ¡Viva Venezuela!”, resaltó desde México.

Para la titular de la cartera científica nacional, independientemente de cómo pensemos, el entendimiento es necesario para toda la patria, para toda Venezuela.

“Hoy tenemos dos acuerdos tempranos: el Acuerdo de Ratificación y Defensa de la Soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba y el Acuerdo Parcial para la Protección Social del Pueblo Venezolano”, declaró.

La ministra reiteró que el encuentro sirvió para reconocer que las medidas coercitivas unilaterales han causado un gran deterioro y afectación en los derechos humanos del pueblo venezolano, sobre todo en el área de la salud, por lo que es necesario rescatar los bienes y recursos secuestrados por parte de los intereses imperialistas.    

En el acuerdo parcial para la Protección Social del Pueblo Venezolano, las partes convinieron establecer mecanismos de restauración y consecución de los recursos para atender las necesidades de la población, con especial énfasis en los efectos de la pandemia causada por la COVID-19, incluidos aquellos provenientes de organismos multilaterales a los que tenga derecho la República.

En este sentido, aceptaron designar a tres representantes para conformar una mesa nacional de atención social que se encargará de abordar, con rapidez y efectividad, las áreas de salud y alimentación de la población, entendiendo los efectos de las medidas coercitivas unilaterales sobre la economía.

Asimismo, las partes acordaron continuar la discusión sobre el respeto del Estado constitucional de derecho, así como el sistema de justicia y el respeto a la institucionalidad establecida en la Carta Magna.

En cuanto al acuerdo de Ratificación y Defensa de la Soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, los representantes del Gobierno venezolano y la oposición en la Mesa de Diálogo pactaron como derechos irrenunciables de la nación la independencia, soberanía, inmunidad, integridad territorial y la autodeterminación nacional.

Las partes coincidieron en ratificar los derechos históricos e inalienables de la República Bolivariana de Venezuela sobre el territorio de la Guayana Esequiba. Además, expresaron su desacuerdo con la decisión de la Corte Internacional de Justicia de atribuirse jurisdicción para conocer sobre la validez del laudo arbitral de 1899, a partir de la demanda unilateral de Guayana.

Finalmente, las personas involucradas en el proceso de diálogo realizarán un nuevo llamado a Guyana para que retome el camino de las negociaciones directamente con el Estado venezolano.