“El rescate de nuestra identidad es punto de partida para una agenda descolonial”

Prensa Mincyt/Karina Depablos.- Este jueves, 22 de septiembre, la vicepresidenta de Ciencia, Tecnología, Educación y Salud, Gabriela Jiménez-Ramírez, aseguró que para generar procesos de transformación reales es necesario entender que la racionalidad de la modernidad es de dominación y de total desconexión con el entorno, la naturaleza y la vida.

“Nuestra identidad fue borrada en el proceso de la conquista. Son 500 años de colonización, conquista y de imposición. Si tú borras tu origen, los principios fundamentales de la vida, además de perder la identidad, pierdes la columna vertebral del organismo como ecosistema, como ambiente, y el organismo a su vez pierde comunidad. La agenda colonialista lo primero que hace es destruir las raíces, te cambia la percepción de la vida; no tiene respeto por la convivencia. El rescate de nuestra identidad es el punto de partida para la agenda descolonial”, manifestó.

Durante su intervención en la videoconferencia denominada “La descolonización del ser y del saber. Hacia una transformación de la educación universitaria y la investigación científica”, organizada por el Centro Internacional Miranda, la vicepresidenta señaló que el modelo destructivo eurocéntrico-colonial fomenta la segregación del conocimiento.

“Nosotros los científicos que fuimos formados bajo este modelo, cuando hacemos una investigación científica narramos en tercera persona, realizamos investigación visitando comunidades, pero no nos sentimos parte de la comunidad. Debemos comprender que el modelo civilizatorio hegemónico impuesto atenta contra la vida; por lo tanto, atenta contra los procesos educativos, culturales, científicos y sociales”, expresó.

En este sentido, Jiménez-Ramírez resaltó que los procesos educativos, la enseñanza, la generación de conocimientos y la noción de la agricultura son trabajos en comunidad.

“Yo creo que la pandemia nos ubicó en un sitio estelar para entender la necesidad de abordar el reto de descolonizarnos. Nos resguardarnos en las casas y comenzamos a maravillarnos de esa naturaleza que antes no percibíamos, no veíamos, no comprendíamos, no apreciábamos, porque en la dinámica en la que estamos no valoramos al prójimo; no nos sentimos parte de la naturaleza. El modelo colonial es patriarcal, egoísta y xenofóbico. En el modelo descolonial, en comunidad, hay elementos fundamentales que debemos retomar como la tolerancia, afecto, diversidad, solidaridad, sentipensar, armonía con el entorno”, subrayó.

Reiteró que, en Venezuela y el mundo, las universidades deben verse como comunidades de saberes con características y acciones de transdisciplinariedad y complementariedad.

“Las universidades siguen representando la estructura medieval; ahí comienza también la transformación de los procesos educativos universitarios. Cómo vamos a tener una agenda descolonial, si reproducimos los mismos imaginarios de la imposición y dominación. Nosotros perdimos la espiritualidad con la ciencia moderna. No hay nada más humano que el proceso educativo. Entonces, esa ciencia objetiva y neutral no existe, porque la ciencia es un proceso social, como lo es la comunicación y la educación. Para nosotros, en el proceso bolivariano, descolonizar las formas y los procesos de la producción es revitalizar los sectores productivos venezolanos desde la territorialidad, desde las vocaciones”, enfatizó.

Asimismo, insistió en que los programas, proyectos y políticas públicas deben darle prioridad a la vida y rescatar el “ser” del ser humano.

“Hay que desnudar el país; hay que narrar nuestra historia. Trabajar una racionalidad para la vida. La modernidad ha servido para alejarnos, para descalificar la vida en comunidad, para construir estructuras que nos alejan de la naturaleza. No es comunidad, si no tenemos respeto por la participación de las mujeres, por el nacimiento, por el cuido de la salud. Aprendemos por simulación, y si nuestras comunidades no elevan esos primeros saberes y contactos de amor como principales fuentes de reconexión con el ser, vamos a tener personas completamente aisladas de la vida”, agregó.

Venezuela participó en 29.° Seminario sobre Tecnología Espacial para los Beneficios Socioeconómicos

Prensa Mincyt/ABAE/Karina Depablos.- Una delegación de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE) participó en el 29.° Seminario sobre Tecnología Espacial para los Beneficios Socioeconómicos denominado “Acceso al espacio para todos: cerrando la brecha espacial”, que se desarrolló del 16 al 17 de septiembre en París, Francia.

Como representante de Venezuela, la directora ejecutiva de la ABAE, Marglad Bencomo, comentó que la nación bolivariana trabaja para construir bienestar colectivo a través de la ciencia, la tecnología, la innovación y las aplicaciones espaciales.

“En Venezuela, la tecnología espacial en Venezuela siempre ha estado orientada al bienestar del pueblo debido a que tiene un carácter multidisciplinario y su aplicabilidad abarca diferentes ámbitos estratégicos como planificación urbana y agrícola, salud, energía, seguridad alimentaria, gestión de riesgos socionaturales, vigilancia de fronteras, control de cultivos ilícitos, así como el uso racional de los recursos naturales”, expresó.

Destacó que uno de los objetivos del congreso es proporcionar una visión general de las diferentes formas en que una agencia espacial participa en el proceso de toma de decisiones nacionales y en la creación de políticas públicas para mejorar los sistemas productivos.

Durante su intervención, Bencomo añadió que, desde 2021, la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE) inició el programa educativo denominado “Ignición espacial” que tiene como objetivo fomentar el interés de los niños y las niñas por la ciencia, la tecnología y la innovación a través de actividades lúdicas y experimentos.

“Hasta la fecha, hemos recibido más de 16 unidades educativas del estado Miranda y del Distrito Capital en nuestro programa Ignición espacial. Es decir, más de 200 niños y niñas en los años 2021 y 2022”, manifestó.

Bencomo ratificó en el seminario que Venezuela promueve la independencia tecnológica, la inclusión social, el fortalecimiento de las capacidades productivas y la formación de personal venezolano a través de sus distintos programas y proyectos espaciales.

Vale resaltar que la vocera venezolana Marglad Bencomo también estuvo presente en el 73.° Congreso Astronáutico Internacional de París, Francia, desde el 18 de septiembre.

“Durante este congreso se tuvo la oportunidad de conversar con representantes de diferentes agencias espaciales con el fin de promover la cooperación internacional en materia espacial y evaluar posibles alianzas en los temas relacionados con percepción remota satelital y acceso a las nuevas tecnologías en materia espacial para el bienestar del país”, explicó Bencomo.

Venezuela lista para aplicar protocolo de regeneración de cartílago de articulación temporomaxilar

Prensa Mincyt/IVIC/Edith García.- Como parte de la programación de clausura de la Expoferia Científico-Tecnológica Industrial Irán-Venezuela, se llevó a cabo el seminario denominado “Células madres para el buen vivir”, con la participación de los investigadores Olga Wittig y José Cardier, subjefa y jefe de la Unidad de Terapia Celular (UTC) del Centro Nacional de Medicina Regenerativa del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

En este encuentro, los ponentes anunciaron que se encuentran trabajando en tres protocolos que mantendrán a Venezuela en la vanguardia de la medicina regenerativa en Latinoamérica. Uno de ellos ya se encuentra listo para ser aplicado en pacientes como es la regeneración de cartílago de articulación temporomaxilar, el cual ha pasado toda la fase preclínica y está listo para ser llevado a pacientes.

“También estamos realizando un trabajo muy importante en todo lo que tiene que ver con la investigación del sistema nervioso y con la generación de células de la sangre”, señaló Wittig.

Igualmente, la ocasión fue propicia para explicar todo los tratamientos que desde el 2010 se vienen aplicando con distintas células, siendo el “caballito de batalla” para los protocolos las células adultas estromales mesenquimales.

Estas células tienen una morfología alargada que crecen firmemente adheridas al plástico y tienen la capacidad de formar las células de hacer hueso que se llaman osteoblastos, las células que hacen grasa denominadas adipocitos, células que forman el cartílago, condrocitos y células de tipo endotelial.

Hasta la fecha, ya se han tratado alrededor de 140 pacientes con los protocolos de regeneración de cartílago, hueso, piel, enfermedad periodontal, pulpa dental y en junio de este año se hizo el primer protocolo de regeneración de córnea, con células limbales.

“En la UTC tenemos distintas líneas de investigación que realizamos en el laboratorio y que nos ha permitido generar tratamientos que se han traducido en protocolos clínicos experimentales con la potencialidad de tratar distintas patologías en los pacientes de nuestros hospitales”, dijo Olga Witting

Asimismo, explicó la experta en medicina regenerativa que ellos son asesores de distintos institutos gubernamentales en todo lo que tiene que ver en el área de células madre y se mantienen activos difundiendo el trabajo que se realiza en la UTC, gestionando todos los proyectos con ética y responsabilidad.

Entretanto, José Cardier destacó que desde la UTC se trabaja en todo lo que tiene que ver con investigación y desarrollo, lo que ha permitido dar ese paso hacia la generación de terapias nuevas, de terapias avanzadas cuya finalidad es que lleguen a los pacientes, pero “este es un trabajo donde participan un gran número de personas de hospitales públicos del país, especialista en distintas áreas que van a jugar un rol muy importante en todo lo que tienen que ver con el diagnóstico, selección y seguimiento”.

En este contexto, Yaracuy es el estado vanguardia de la terapia celular en Venezuela y desde la UTC esperan llevar esos tratamientos a todos los hospitales del país, tomando en cuenta que Venezuela es el único país de Latinoamérica que hace implante de condrocitos y regeneración de hueso.

“Es importante señalar que todos estos avances se han logrado gracias al apoyo ininterrumpido del gobierno del presidente Nicolás Maduro y del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología”, puntualizó el jefe de la Unidad de Terapia Celular.

Para ver el seminario pulsa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=0w0U-KdVPBE&t=2071s