Alianza Científico-Campesina, una propuesta innovadora para producir alimentos

Prensa Mincyt/Codecyt/Miroslava Cariel.- La Alianza Científico-Campesina es una propuesta de corte agroecológico que, pese a las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos, sobresale como un espacio alternativo e innovador para potenciar la producción de alimentos en Venezuela.

Esta información fue dada a conocer por Miguel Ángel Núñez, especialista en agroecología y asesor al despacho del promovida por el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), en lo referente a la Alianza Científico-Campesina, durante su intervención en el foro denominado “El bloqueo en la ciencia y la tecnología. Impactos y respuestas”, que forma parte de la serie de conferencias virtuales organizadas por el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti), y que se transmiten todos los miércoles, a través de la plataforma Zoom.

Según datos presentados en el foro por este agroecólogo, la dinámica interna de producción de alimentos en Venezuela ha logrado surtir entre un 70 y 75 % a los abastos, pese a las dificultades enfrentadas por los agricultores como consecuencia del bloqueo financiero y otras limitaciones.

El especialista expresó que esto ha sido posible gracias a los esfuerzos realizados para “fomentar y consolidar los encuentros de conocimientos entre la ciencia académica y la diversidad de saberes, en la búsqueda de encontrar oportunas y adecuadas respuestas a los procesos que se integran en el rescate y reproducción de semillas para nuestra producción agrícola nacional”, declaración que define la esencia y el propósito de la Alianza-Científico Campesina.

De esta propuesta, como define Núñez a la Alianza Científico-Campesina, han surgido innovaciones para el área agrícola como el mejoramiento genético participativo de semillas, que abarca desde cuidar el rendimiento del cultivo hasta evaluar la resistencia a enfermedades.

Este proceso es inédito en el mundo —insistió el especialista—, sobre todo porque los “productores campesinos mantienen una relación de horizontalidad con los investigadores”.

A partir de esta propuesta, el Mincyt, a través de la Corporación para el Desarrollo Científico y Tecnológico (Codecyt), ha podido impulsar la producción de diversos rubros de semillas mejoradas y certificadas de ajo, apio, zanahoria, papa, maíz, batata, frijol chino, café, cacao y fresa.

¿Qué acciones han permitido este avance?

Miguel Ángel Núñez respondió que el trabajo orientado al desarrollo y fortalecimiento de la producción de semilla nacional; la recuperación de las variedades locales; la sustitución de las importaciones de semilla por semillas autóctonas; la revalorización de los conocimientos y prácticas ancestrales; el acompañamiento técnico y formación en buenas prácticas agrícolas a los productores; la promoción de la participación de la mujer; el seguimiento y dotación de insumos y equipos a las Redes Socialistas de Innovación Productiva y laboratorios asociados a los proyectos; la gestión del riesgo agroclimático y el manejo y conservación del recurso hídrico.

Indicó que, en poco tiempo, se ha logrado involucrar a más de 3 mil 500 familias, pertenecientes a 126 núcleos semilleristas en todo el país. “Pero la Alianza Científico-Campesina debe alcanzar algunos retos, con el propósito de seguir incrementando la producción alimentaria en Venezuela; lo que además permitirá potenciar el escalamiento agroecológico e impulsar el ordenamiento del espacio productivo a partir de la producción de semillas. Todo esto facilitará una visualización más contundente del trabajo conjunto entre productores e investigadores ante la población”, añadió.

«La Alianza Científico-Campesina deberá continuar con las actividades en ejecución, valorar y sistematizar el saber con ciencia; seguir impulsando la noción del proconsumidor, que reduce esa relación del productor con el consumidor; así como continuar impulsado la agroecología», comentó Núñez.

Insistió el investigador en la necesidad de conformar una base de datos donde se sistematice la relación de los actores (núcleos semilleristas, entes públicos y privados aliados, productores, entre otros); además, valorar los rubros y actividades que se hacen desde la Alianza-Científico Campesina.

“Esta estrategia permitirá elaborar políticas públicas sobre la base de una dinámica distinta, lo que a su vez facilitará la elaboración de planes y el diseño de proyectos productivos con una nueva visión”, expresó el agroproductor.

Infocentro implementará proyecto para comunidades wifi

Prensa Mincyt/Infocentro.- Con el firme propósito de promover la interconexión directa entre las diversas organizaciones populares y los movimientos estudiantiles del país, Infocentro, conjuntamente con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), implementará el proyecto denominado “Comunidades wifi”.

Esta iniciativa de Infocentro, ente adscrito del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), potencia los procesos vinculados al uso adecuado de las tecnologías de la información y la comunicación (TI) en territorio venezolano, y favorece el acceso al mundo digital por parte de niños, jóvenes y adultos para el estudio, la investigación y la organización.

Este proyecto, coordinado con la ONU, consiste en impulsar un sistema tecnológico en tiempos de pandemia, por lo que fueron seleccionados diez Infocentros en todo el territorio nacional.

En tal sentido, el megainfocentro Enriqueta Arvelo Larriva, ubicado en la parroquia Barinitas, municipio Bolívar del estado Barinas, fue uno de los escogidos para su repotenciación a nivel técnico y de infraestructura, con el objetivo de fortalecer las experiencias comunitarias en poblaciones de alta vulnerabilidad y con pocas posibilidades de acceso al servicio gratuito de internet.

Vale resaltar que “Comunidades wifi” tendrá un punto de conexión a internet en el sector Pacheco Maldonado y, como conexión punto a punto fue seleccionado el Liceo Bolivariano Simón Bolívar, lo que mejorará notablemente el acceso a las tecnologías de la información de esta comunidad estudiantil y de las organizaciones de base del poder popular en esta región llanera. 

Abierto Registro de Centros de Investigación en Ciencias Sociales

El Consejo Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales (Clacso) y el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt) se unen en esta iniciativa para visibilizar el trabajo y aportes de los científicos y las científicas sociales de Venezuela

Prensa Mincyt/Oncti.-Desde este 26 de julio de 2021, quedó abierto el Registro de Centros de Investigación en Ciencias Sociales de Venezuela, por iniciativa del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt) y el Consejo Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales (Clacso).

Ambas instituciones, representadas por la titular del Mincyt, Gabriela Jiménez-Ramírez, y la directora ejecutiva de Clacso, Karina Batthyány, hicieron el anuncio mediante un comunicado oficial.

“Este registro de Centros de Investigación en Ciencias Sociales Clacso-Mincyt es el primero que se desarrolla en el país, como un reconocimiento a la dedicación de los y las cientistas sociales preocupados por construir narrativas que no solo expliquen las potencialidades y problemas existentes, sino que generan alternativas para construir una sociedad de buen vivir, justicia, equidad e igualdad”, se lee en  el documento que puede descargar aquí.

El registro se podrá realizar a través del siguiente enlace:  https://pncclacso.oncti.gob.ve/pncclacso/login.php.

A continuación, el texto completo del comunicado:

Comunicado conjunto del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología de Venezuela y la Secretaría Ejecutiva de Clacso

Las ciencias sociales tienen un papel central en la construcción de una patria grande soberana, independiente y con justicia social. De hecho, la historia del proyecto nuestro americano tiene un capítulo relevante en las ciencias sociales venezolanas.

Conscientes de este aporte central, desde nuestras instituciones hemos avanzado en la construcción compartida de un registro de centros de investigación en ciencias sociales de Venezuela, el cual nos permitirá visibilizar el trabajo que estos realizan y valorar las capacidades construidas hasta ahora.

Este registro de centros de investigación en ciencias sociales Clacso-Mincyt es el primero que se desarrolla en el país, como un reconocimiento a la dedicación de los y las cientistas sociales preocupados por construir narrativas que no solo expliquen las potencialidades y problemas existentes, sino que generan alternativas para construir una sociedad de buen vivir, justicia, equidad e igualdad.

El registro, que abrimos desde este lunes 26 de julio de 2021, permitirá construir sinergias importantes entre la institucionalidad y los investigadores y las investigadoras de los distintos centros, tanto en las prioridades del país como en los temas relevantes que se están investigando.  Los centros que se registren obtendrán un número y certificado de registro.

Invitamos a las autoridades de los centros de investigación en ciencias sociales a registrarse en el siguiente enlace: https://pncclacso.oncti.gob.ve/pncclacso/login.php; y a las instituciones que aún no se han registrado en Clacso a solicitar su admisión como centros miembros en el siguiente enlace:  https://www.clacso.org/institucional/asociaciones/.