Avances de la ciencia venezolana en 2020 que debes conocer

Prensa Mincyt.- No cabe duda de que 2020 ha sido un año atípico y complejo, no solo por la dura pandemia de COVID-19 que ha afectado al mundo entero, sino también por la crisis de un sistema civilizatorio que ha desequilibrado nuestra cotidianidad.

Sin embargo, en Venezuela, pese a estas circunstancias y en medio del bloqueo económico impuesto por EE. UU. contra el pueblo venezolano, la comunidad científica pudo desarrollar innovaciones de alto impacto para prevención, atención y control del nuevo coronavirus.

Fue una lucha sin cuartel. Científicos, tecnólogos e innovadores tuvieron que batallar sin descanso para sortear los impedimentos de la pandemia y de la guerra que se ciernen sobre el territorio nacional, y crear conocimientos a favor de la vida.

A esos investigadores nacionales se les debe el mayor reconocimiento. Sus avances en la ciencia llenan de orgullo a esta patria que no se doblega, una nación llena de gente que se crece en momentos difíciles y cuya voluntad se materializa en resultados palpables.

Innovaciones tecnológicas contra el SARS-CoV-2
La innovación más destacada de la ciencia venezolana en 2020 es la identificación de un compuesto biológico potencial que neutraliza el SARS-CoV-2.

Según los ensayos preclínicos llevados a cabo por los investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), la molécula DR-10 es capaz de inhibir, al cien por ciento, la infección viral provocada por el nuevo coronavirus.

Otro hallazgo notable de los científicos venezolanos es el desarrollo de un suero equino hiperinmune, fruto de un trabajo multidisciplinario que confiere inmunidad pasiva a pacientes con COVID-19.

Otra creación puesta en marcha en Venezuela fue la producción de geles anti-SARS-CoV-2 con nanopartículas de cobre y plata, para el saneamiento de centros hospitalarios, sistemas de transporte, centros comerciales. Estos geles sirven, además, para la higiene del personal que labora en los espacios mencionados. Esta producción tiene el sello de un equipo de investigadores de la Escuela de Química de la Universidad Central de Venezuela.

Asimismo, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel elaboró más de 71 mil medios de transporte viral para pruebas PCR de SARS-CoV-2.
Dicha tecnología nacional permite almacenar y desplazar muestras de hisopados, para un diagnóstico molecular correcto del coronavirus.
Estos medios de transporte, generalmente, eran importados. Ahora se producen en Venezuela, ahorrando así cuantiosas sumas en dólares a la nación.

En 2020, Venezuela también alistó cuatro prototipos de respiradores no invasivos, de factura nacional, para uso exclusivo de pacientes con COVID-19.
El primero de los prototipos de respiradores mecánicos digitales no invasivos fue creado por ingenieros de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), mientras que los otros tres prototipos fueron diseñados y fabricados por científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), con apoyo de la empresa privada.

Actualmente, culminó la fase de investigación y se está a la espera del protocolo del Ministerio para la Salud para su fabricación.