¿Aún tiene dudas sobre el peligro de la variante brasileña? Es el momento de aclararlas

Prensa VEA.- La ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, explicó que las variantes P.1 y P.2 del nuevo coronavirus originadas en Brasil tienen la capacidad de evadir parcialmente la respuesta protectora de nuestro sistema inmune.

“Los cimientos de los anticuerpos a los agentes patógenos o infecciosos es como una relación de llave y cerradura: si cambia en algo la conformación de la llave no va a haber reconocimiento y no va a poder abrir la cerradura. Los anticuerpos se pegan por reconocimiento, afinidad química, a los aminoácidos de la estructura espacial y a los elementos infecciosos. Si estos cambian, de alguna forma, su relación en el espacio y la composición de los aminoácidos que constituyen la proteína, no va a haber reconocimiento y no van a poder eliminarlo”, explicó la ministra en declaraciones al Diario VEA.

En tal sentido, añadió que  en un paciente que ya haya presentado COVID-19 “lo que va a pasar es que la variante como expresa aminoácidos diferentes a la expresión silvestre que estaba circulando, los anticuerpos no lo van a reconocer”; es decir: pueden evadir con mayor facilidad las defensas humanas.

Asimismo, detalló a través de una serie de mensajes publicados a través de su cuenta en Twitter, @Gabrielasjr, que la aparición de mutaciones es natural: los virus siempre evolucionan de manera rápida y constante, siendo “la respuesta inmunitaria, las variaciones en los receptores y el uso de fármacos son las principales presiones selectivas que impulsan esta evolución”.

Agregó que la acumulación progresiva de mutaciones deriva en cambios en el “comportamiento” del virus.  En el caso del SARS-CoV-2, estos cambios se traducen en su capacidad de interactuar con la célula, como se muestra en las variantes brasileñas P.1 y P.2.

“Cambios, como la mutación N501Y, estabilizan y favorecen la unión al receptor y, por ende, aumentan la probabilidad de infectar más individuos. La E484K, a su vez, genera una especie de variante de escape, que no se ve afectada por anticuerpos anti-SARS-CoV-2 previos”, precisó.

Ante ello, Jiménez exhortó al pueblo venezolano a ser más cuidadoso, usar el tapabocas, mantener la distancia física y lavarse frecuentemente las manos.

No es una nueva cepa

La cartera de Ciencia y Tecnología, por su parte, destacó que la variante brasileña no se denomina cepa, puesto que si se tratara de otra cepa ya no sería SARS-CoV-2.

“Esta mutación del virus es una variante, porque las diferencias con respecto al virus original no llegan a un alto porcentaje para hablar de una nueva cepa, desde la perspectiva genotípica”, precisó en su cuenta @Mincyt_VE.

Añadió que “un mayor número de infectados/as se traduce en mayor probabilidad de muerte”.